Una breve historia sobre la Sal

Una breve historia sobre la Sal

La sal se ha utilizado durante miles de años para preservar los alimentos y esto ha permitido a los viajeros cruzar largas distancias y conquistar nuevos mundos. Sin embargo, era muy difícil de obtener, por lo tanto muy costosa. La sal ha jugado un papel prominente en la determinación del poder y la localización de las ciudades más grandes del mundo y ha creado y destruido imperios; este ha sido un factor que ha contribuido al desarrollo de la civilización.

La sal era muy importante en el Imperio Romano y era también de gran valor para los hebreos, griegos, chinos y otros pueblos de la antigüedad. Se cree comúnmente -pero esto es completamente erróneo- que a los soldados romanos se les pagaba con sal. La palabra salario se deriva de la palabra latina salarium, y supuestamente se refiere al pago en sal dado a los soldados. También la palabra ensalada significa literalmente «salada», y proviene de la antigua práctica romana de salar las hojas de las hortalizas.

Desde la época medieval, la sal se ha convertido en un producto muy apreciado y utilizado alrededor de la casa. Antes de que se le añadiera sal a la comida, esta era insípida y desabrida. La sal ha sido el preservante de alimentos más popular en todos los pueblos del mundo durante muchos miles de años, especialmente de la carne, pero también del pescado y las verduras.

Pero la importancia de la sal en la historia era mucho mayor en el pasado que en la actualidad. Hoy en día la sal es barata y fácilmente obtenible. En los últimos cien años la sal se ha usado principalmente para conservar comidas enlatadas y refrigeradas y la salazón de los alimentos para conservarlos ha perdido algo de su importancia al menos en las comunidades urbanas. Se ha vuelto más rentable vender alimentos ya salados que la sal pura. Hoy en día, con los métodos de producción modernos, la sal es el mineral más común y fácilmente disponible en el planeta y también el más barato; de hecho, la oferta mundial de sal es inagotable.

No hay más mineral versátil y útil en la tierra. Se cree que la sal tiene más de 14.000 usos, muchos de los cuales implican ayudarnos con nuestras tareas diarias. Probablemente, nuestras abuelas estaban familiarizadas con muchos de los usos domésticos de la sal, ya que no existían tantos productos químicos. Muchos de estos usos siguen siendo válidos hoy en día y son mucho más baratos que el uso de productos más sofisticados. La sal es de hecho un producto maravilloso y tiene algunas aplicaciones increíbles. Así que antes de salir para la tienda a comprar el último limpiador que salió en la publicidad en la televisión, dele la oportunidad a la sal.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *